Resumen ejecutivo

1. De acuerdo con información de la Secretaría de Turismo, al cierre de 2019 había 836,300 habitaciones hoteleras en 23,699 establecimientos. Los establecimientos con categoría de 1 a 5 estrellas constituyen el 61.5% del total y cuentan con el 80.2% de las habitaciones disponibles.

2. Los establecimientos que operan en la modalidad de cadena en 2019 eran 1,917 y contaban con 290,350 habitaciones. Es decir, los hoteles de cadena representan el 8.1% del total y disponen del 34.7% del total de habitaciones.

3. Si se considera solo los establecimientos con categoría turística (entre 1 y 5 estrellas), la proporción de habitaciones sobre el total alcanza el 43.3%.

4. Al paso del tiempo, la presencia de las cadenas hoteleras se ha fortalecido en el país. De acuerdo con la información recopilada, en 1994 operaban 59 cadenas y para 2019 el volumen había aumentado hasta 120.

5. La Tasa media anual de crecimiento de los establecimientos que operan en cadena es mayor que la del total de establecimientos en el país (7.4% vs. 4.1%).

6. Solo 2 cadenas explican la presencia del 30.5% del total de establecimientos identificados. Por el contrario, el 20.2% de los establecimientos se concentran en cadenas que tienen entre 1 a 9 establecimientos en total.

7. La importancia de las cadenas hoteleras se confirma con el número de habitaciones que representan a nivel nacional. Las habitaciones de cadenas hoteleras significan en 2019, el 34.7% del total nacional. De igual forma es relevante señalar que más del 95% de las habitaciones de cadena hotelera son de categoría 3 a 5 estrellas.

8. El Top 10 de cadenas hoteleras concentra al 64.5% del total de establecimientos identificados. Este incluye tanto a nuevos jugadores en la industria, como a liderazgos consolidados.

9. En este estudio se identificaron 242,327 habitaciones localizadas en 44 destinos con más de 2,000 habitaciones cada uno, que representan el 83.5% del total de habitaciones en cadena a nivel nacional. Por lo que hace a las habitaciones de hoteles de cadena en categoría de 3 a 5 estrellas, el 80.9% se ubican en estos destinos.

10. De esta manera, las cadenas hoteleras ofrecen el 60.4% de todas las habitaciones de los 44 destinos más importantes del país, y en particular, el 66.3% de las habitaciones de categoría de 3 a 5 estrellas.

11. La penetración de las cadenas hoteleras es superior al 50% en 21 de los 43 destinos analizados. Al analizar la penetración entre las habitaciones de 3 a 5 estrellas, son 29 de 43 los destinos en los que las cadenas hoteleras representan más del 50% de la planta instalada.

12. El valor agregado generado –PIB– por los establecimientos tradicionales de alojamiento –es decir, la hotelería convencional–, supuso en 2018 un monto de 178.9 miles de millones de pesos, esto es el 9.2% del PIB Turístico.

13. La aportación por parte de las cadenas hoteleras al PIB hotelero fue del 60.9%, es decir 109.1 miles de millones de pesos.

14. Por lo que hace al gasto en consumo turístico, las cadenas hoteleras propiciaron –directamente– en 2018, un total de 247.4 miles de millones de pesos.

15. El consumo intermedio adjudicable a la hotelería de cadenas en 2018 alcanzó un monto de 138.3 miles millones de pesos. Esta magnitud representa el importe de los bienes y servicios consumidos para el desarrollo de las actividades, es decir, el valor de la cadena de proveeduría.

16. A valor de reposición, las 289,172 habitaciones de hoteles de cadena suponen una Inversión de 41.9 miles de millones de dólares.

17. Los hoteles de cadena son una muy importante fuente de empleo. Para el año 2019 estos establecimientos generan empleo directo para 275,506 personas.

Descargar aquí